Inteligencia de mercado

La prioridad principal al comprar ingredientes de alimentación debe ser obtener la mejor calidad. Pero si su distribuidor está en China, ¿cómo puede sentirse seguro?

Una de las principales diferencias entre Shanghai Freemen y los demás distribuidores es nuestra innovadora inteligencia de mercado. Con nuestra sede central ubicada en Shanghái, estamos a un solo viaje en avión, tren o coche de nuestros principales socios de fabricación. No solo confiamos en que vaya a salir bien, sino que sabemos de primera mano lo que ocurre con nuestra materia prima y conocemos el proceso de fabricación de nuestros productos.

Aquí mostramos las ventajas para nuestros clientes.

Relaciones cercanas

intel2

Aunque los tiempos estén cambiando, muchas fábricas de China aún funcionan con el estilo de negocio tradicional del país. Este hecho puede suponer una frontera cultural y lingüística para muchos distribuidores europeos y norteamericanos, pero no para nosotros. Debido a que nuestra sede central se encuentra en Shanghái, mantenemos una relación estrecha y de larga duración con la mayoría de nuestros fabricantes, llegando a alcanzar los 20 años de relación con algunos de ellos. Nuestras fábricas asociadas se sienten cómodas trabajando con nosotros y valoran nuestra contribución.

Auditorías y visitas a la fábrica


Debido a que nuestras oficinas están ubicadas en China y disponemos de relaciones cercanas con nuestros fabricantes, es posible llevar a cabo auditorías de las instalaciones y los productos para garantizar la calidad. A veces nuestros clientes desean venir a China para ver de primera mano el proceso de elaboración de los productos. Programamos visitas a la fábrica de manera rutinaria con nuestros clientes y estaríamos encantados de acompañarle en caso de que desee concertar una visita.

intel3

Supervisión del mercado

intel4a

Nuestros clientes dicen que lo que más les gusta de trabajar con nosotros es el dinero que ahorran con nuestros informes de mercado. Debido a que nos encontramos en China, normalmente conocemos las limitaciones de materiales o de los aumentos potenciales de precio antes de que ocurran. Notificar a nuestros clientes a través de informes mensuales de marketing les ayuda a tomar mejores decisiones y puede hacerles ahorrar muchísimo dinero en costes de materias primas.